Santo domingo este, una mina de oro sin descubrir por Alexis Polanco.

¿Cómo son los jóvenes en esta provincia del país República Dominicana?

No diré que son un desperdició, pero sí da lástima saber que la mayoría de los jóvenes no piensan en desarrollarse, tanto como persona como laboralmente, sin embargo todo no está perdido, cada vez son más los que se aferran a una mano amiga que los ayuda a poder lograr lo que desean, porque eso es lo que necesitan los jóvenes en este caso, alguien que pueda guiarlos por el buen camino, tener una buena educación técnica para que puedan realizar lo que aprendieron en este tipo de escuela.


¿Existen muchas oportunidades en esta parte del país?

Sí las hay, aunque eso no quiere decir de que sean muchas o las suficientes, deberían de haber muchas más, las únicas que se ofrecen son el poder utilizar los servicios de autobuses OMSA, el poder graduarte como tecnólogo en algunas de las carreras que ofrece el Instituto Técnico Superior Comunitario de San Luis (Itcs) y losCentros de Instituto Nacional de Formación Técnico Profesional (infotep).




¿Cómo es la calidad de educación y la preparación de alumnos?

Mala, son escasos los centros educativos los cuales esparcen una excelente educación y estancia en la escuela, las demás ni siquiera la tanda extendida, ni el poder ser una institución técnica han podido adquirir.


¿Qué tal son los lugares de recreación para los niños, jóvenes y adultos?
Se puede decir que son inexistentes, son muy pocos los barrios que tienen la dicha de poder tener a su disposición unos parques lamentables para la “recreación” de los niños y ni siquiera ganas de establecer un grupo de jóvenes para debatir cualquier tipo de tópico se puede, porque no están en condiciones.

Esto debería de cambiar, la calidad humana en esta parte del país y en las demás debe ser diferente a lo que estamos viviendo hoy en día, estar repletos de lugares al cual podamos acceder para aprender, hacer o realizar algo que nos pueda ayudar en un futuro, tales como las instituciones técnicas, universidades realmente equipadas y capacitadas, tanto como con las maquinarias a utilizar y los profesores al esparcir sus conocimientos con los alumnos, tener lugares en los cuales se pueda descansar, relacionarte con personas, o simplemente sentarte en un banquillo para sentir la brisa chocar con tu cuerpo mientras hablas por tu celular sin tener miedo de que te puedan asaltar.