Problemas y soluciones de Santo Domingo por Angelika Milagros Reinoso

El secreto peor guardado de la ciudad de Santo Domingo es la alta contaminación de los ríos Ozama e Isabela. El cauce del río una vez entra a la urbe asimila los golpes de las aguas residuales de mataderos, desechos industriales en forma de químicos, aceites y ácidos.

Además de los residentes que viven a orillas del río y áreas cercanas. De acuerdo con la recopilación documental elaborada por el consultor ambiental, el río Ozama sobrepasa diez veces la contaminación demanda bioquímica de oxígeno (DBO) que debería tener un río con agua moderadamente limpia.

En estudios realizados al agua se encontraron bacterias que pueden causar meningitis y amigdalitis como el streptococus; también salmonela; schigella que produce diarreas; klebsiella que provoca infecciones en las vías respiratorias; además de enterobacter y pseudonomas.
Según presentó el consultor durante el seminario taller Desarrollo Local Sostenible en las cuencas Ozama e Isabela, celebrado en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) en mayo pasado, la DBO que debe tener un río debe ser de no más de 4.0 miligramos por litro (mg/l), en el caso del río Ozama esta medición llegó hasta 43.09 ml/g. Algunos científicos consideran que a partir de 10 ml/g, el agua es muy pobre, con grandes cantidades de materia orgánica. En caso el caso del Ozama ese parámetro se multiplica por cuatro.

Otro de los parámetros de contaminación que recopila el autor es la Demanda química de oxígeno (DQO), donde el máximo encontrado dentro del río fue de 105.2 mg/l, encontrados en la zona de la cañada de La Zurza donde coinciden 56 industrias además de mataderos y pocilgas.
El autor recopila, además, que en la cuenca urbana del Ozama se vierten aproximadamente 90 mil toneladas de basura por año. Que en dato comparativo representa la misma cantidad de basura que recibe el vertedero de Duquesa, unas cuatro mil toneladas diarias, en un 23 días de trabajo.

Principio a la respuesta
La Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD) ve en la instalación de la Planta de Tratamiento en Santo Domingo Norte la solución a las aguas residuales que expiden las industrias que se encuentran en la avenida Máximo Gómez, y descargan sus aguas en los ríos Isabela y Ozama así como la de varios populosos barrios de la zona norte del Distrito Nacional, incluido una parte del sector Arroyo Hondo, y los sectores del municipio Santo Domingo Norte, Villa Mella y Sabana Perdida.

La planta de tratamiento tiene una capacidad instalada de 1.2 metros cúbicos por segundo, de los cuales, según la CAASD, 0.9 estarían dando servicio a las industrias y la cañada de La Zurza, que según recopilan varios estudios es la zona más contaminada del río Isabela, y por tanto del río Ozama.

Sin embargo, también es altamente costoso con una inversión de 55.7 millones de euros. Y esto no significa que es la solución total. "La planta de tratamiento es el la primera solución sería que se realizará en el río Ozama", sentencia el director de la CAASD, Alejandro Montás. La obra incluye la instalación de una depuradora de aguas residuales y doce estaciones de bombeo.
Montás informó que la planta de tratamiento, un proyecto llave en mano que ha sido aprobado por el Congreso dominicano, estaría listo en unos 18 meses a partir del inicio de los trabajos.

Solución: La gente debería de dejar de tirar tanta basura a la calle, el gran porcentaje de la basura va para el mar y eso se acumula en el Rio Ozama. El Rio está lleno de muchas bacterias que pueden llegar a matar a las personas que viven por ahí y más cerca del Rio, pobre todos esos niños que se enferman por todas esas bacterias que hay en el Rio. Ya han fracasado 20 y tanto de proyectos con inversiones millonarias, han naufragado en los últimos 50 años, mientras el problema de contaminación del afluente se agudizaba y el hacinamiento en sus márgenes aumentaba vertiginosamente.
Hay una solución para poder limpiar el Rio Ozama, siempre hay solución para todo; Así mismo como pudieron limpiar el Rio de Brasil (el Rio Tiete) se puede limpiar el Rio Ozama, recoger toda esa basura, limpiarlo con detergente, desinfectante y jabón, eso es fácil deberíamos tener el Rio Ozama más limpio así no se enferman las personas que viven por ahí, las familias, las cuencas, las cañadas y todo lo demás, además de que no deberían de vivir por ahí porque fácilmente puede subir la marea y ya ha pasado varias veces. Se puede desarrollar esta plataforma, no solamente para trabajar desde ya, cuando se pueda.

René Del Risco afirmó que el problema no tiene que ver directamente con la contaminación de las aguas del Rio Ozama, sino que se trata de economía, turismo y ecología.
Aseguro que al cabo de 10 años, con un Rio Ozama limpio, la economía de la ciudad de Santo Domingo será dinamizada por el turismo y el Estado tendrá ahorros importantes en su cartera de Salud, ya que reveló, el 60% del agua potable que se bebe en esta ciudad proviene de este rio.

Todos esos hoteles, restaurantes, la Zona Colonial que se esta restaurando, va a ver florecer un esquema distinto, un desarrollo distinto de lo que es el turismo en Santo Domingo.

Este es mi Ensayo, La contaminación del Rio Ozama, vivo por la Zona Colonial y cada vez que paso por ahí me hace sentir mal ver toda esa basura en el Rio, ver toda esas pobres familia ojala y se pudiera hacer algo por que en verdad es triste eso y que nadie ha podido hacer algo. Fue un gusto poder hacer este ensayo y que ojala si se animarían hacer algo por el Rio Ozama por que en verdad nadie ha hecho NADA ósea NADA para poder ayudar al Rio Ozama y a los familiares que viven por ahí.